TERAPIA DE PAREJA

Ayudamos a las parejas a encontrar su equilibrio

636 13 65 66
Problemas de comunicación, solución de conflictos, celos, dependencia, infidelidad, desconfianza, discusiones, problemas sexuales…
Toma de decisiones (separación o mejorar la convivencia, tener un hijo…)
Discrepancias en la educación de los hijos
Procesos de reproducción asistida, acogida y adopciones
Potenciar y mejorar la relación de pareja sin la existencia de problemas aparentemente graves.


Algunas de las preguntas más frecuentes que se suelen realizar acerca de la terapia de pareja, son las siguientes:

¿Es efectiva la terapia de pareja?

 

Si. Los datos indican que el 75 – 80% de las parejas que acuden a terapia, logran mejorar su relación. Se observa también, que de aquellas parejas que no consiguen sus objetivos y optan por la separación, llevan a cabo una separación más amistosa y menos conflictiva, consiguen acuerdos más beneficiosos para ambos y su relación tras la separación es también más satisfactoria.

¿Puedo hacer terapia de pareja si mi pareja no quiere acudir?

En principio no habría inconveniente. El primer paso en la terapia de pareja es la evaluación de los problemas que presentan, marcando unos objetivos comunes en los que se tienen en cuenta los cambios que ambos miembros quieren conseguir. Cuando sólo acude uno de ellos, estos objetivos se basan en principio en mejorar las necesidades del miembro que acude, alcanzando su satisfacción personal, lo que repercute positivamente en su relación de pareja. Por lo tanto, los cambios realizados en uno de los miembros de la pareja, suelen afectar al otro, mejorando así ambos, la relación de pareja.

También es habitual, que cuando alguien no quiere acudir a terapia de pareja, pero observa cambios positivos en el otro, acabe animándose a participar.

En resumen, una terapia de pareja cuando acuden los dos miembros es más eficaz y probablemente se necesite de menos sesiones pero indudablemente se pueden conseguir cambios si sólo acudiera uno de ellos.

¿Y si alguno de los dos tiene dudas acerca de si continuar con la relación o separarse?

En este caso y con sesiones individuales, se trabajaría en la Toma de Decisiones, ayudando a ambos a clarificar lo que desean. No se realizaría en este momento una terapia de pareja, puesto que para ello, ambos miembros deben tener claro que su objetivo es la mejora de la relación. Una vez tomada la decisión de continuar en pareja, si se iniciaría la terapia. En caso contrario, se ayudaría a la pareja durante el proceso de separación, si así lo solicitara.

¿Y si uno quiere separarse y el otro no?

Cuando alguien tiene la decisión firme de separarse, se puede ayudar al otro miembro de la pareja a enfrentarse a ésta difícil situación, ayudándole a avanzar en el proceso, para que las decisiones que se vayan a tomar a partir de ese momento, no se vean afectadas por su estado emocional. Se les ayuda además con el proceso de separación, informándoles acerca de cuestiones que les preocupan, como pueden ser los cambios que se producirán en los hijos, el mejor momento para informarles, qué tipo de información transmitir, etc.

¿Y qué es la Mediación Familiar?

La Mediación Familiar es una forma de resolver los conflictos sin necesidad de acudir a la vía judicial.

En la Mediación Familiar en Ruptura de Pareja, los mediadores trabajan para abordar la problemática familiar surgida tras la separación o divorcio, proporcionando atención a los problemas jurídicos y emocionales que afectan al proceso de ruptura.

En cuanto a la parte emocional del proceso, en Psicólogo-Mediador ayuda a la pareja a la consecución de acuerdos beneficiosos para la familia, teniendo en cuenta las emociones negativas derivadas del conflicto y desvinculando a los menores del proceso de ruptura, aprendiendo los padres a gestionar los problemas de una manera más constructiva.

Se orienta además durante toda a intervención en el manejo de los niños en diferentes cuestiones, como cuándo informarles, cómo hacerlo, cómo gestionar sus emociones, etc.

En Grupo MIA, los Psicólogos-Mediadores también pueden ayudar en los momentos anteriores y posteriores a la ruptura.

ANTES, se ayuda a la persona en la toma de decisiones con respecto a la conveniencia o no de continuar con la relación. Una vez tomada esta decisión, el profesional hará una propuesta de terapia de pareja en caso de que se decida continuar con la relación o bien de mediación familiar si la decisión es de ruptura.

DESPUÉS de la ruptura, se ayuda ante las dificultades que puedan surgir en el manejo de sentimientos negativos, del cuidado de los hijos o todos aquellos relacionados con la nueva situación.

En cuanto a la parte legal derivada de la ruptura de la relación, un Abogado-Mediador proporcionará a la pareja asesoramiento jurídico y les guiará en la elaboración de acuerdos de mediación decididos por ambos para que cumplan el marco jurídico de lo que será el convenio regulador. Grupo MIA Psicólogos colabora con Abogados-Mediadores con los que podemos poner en contacto en caso de solicitar una mediación que necesite sus servicios.

Ven a vernos!!

Dirección

Avda. Pilar Miró,1. Portal 1. Puerta A. 28521 Rivas Vaciamadrid (Madrid)

Nosotros te llamamos!!

Rellena el siguiente formulario con tu nombre y tu teléfono y nosotros te llamamos sin compromiso

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies